top of page

CULTURA y CREDIBILIDAD

“Saben cuál es la verdadera base del poder político? No las armas ni las tropas, sino la habilidad de hacer que los demás hagan lo que uno desea que hagan.” Philip K. Dick

… la verdad, la escritura, el periodismo y el intelectual orgánico…

Cuanto más aguda era la crisis educativa del país, mayor número de prebendas, becas y puestos repartía el gobierno entre los miembros de la República de las letras.

Los márgenes de libertad para criticar al gobierno, que en otros tiempos habían sido muy estrechos para cualquiera que recibiera dinero del erario, se ampliaron para dar a los becarios la oportunidad de disentir, sin ver amenazada su fuente de ingresos.


En esa época hubo intelectuales particularmente cínicos que llegaron a tener tres o cuatro puestos al mismo tiempo. Los más escrupulosos se conformaban con su espléndida beca de creadores artísticos o eméritos.

Uno de los defectos más nocivos de los mecenazgos despóticos es la inhibición de la crítica. Los jóvenes creadores temen con razón que, si atacan a un artista poderoso, perderán más adelante la oportunidad de entrar al Sistema Nacional de Creadores del Arte.

Y como está de por medio el dinero de los contribuyentes, las críticas negativas, cada vez más escasas, adquieren una gravedad que no deberían tener. Cuando un crítico pone en duda el valor literario de una vaca sagrada con pensión vitalicia, no sólo demerita una obra: denuncia un fraude a la nación.

No se pretende condenar en masa a todos los artistas y escritores que han obtenido una beca. El mecenazgo estatal beneficia también a unos cuantos escritores de talento.

Pero desde hace más de medio siglo, la telaraña de intereses (en la que Octavio Paz se dejó atrapar) beneficia sobre todo a los mediocres, por lo general escritores de ínfima calidad allegados a la burocracia cultural, que utilizan sus redes de influencia para darse la importancia que la pequeña comunidad lectora les ha negado.

El intelectual orgánico puede ser un funcionario público respetable o un cómplice de tropelías dictatoriales, según la naturaleza del régimen al que sirva.

Cuando André Malraux fue Ministro de Cultura en Francia, demostró que los hombres de letras pueden beneficiar a la sociedad desde los cargos públicos y, por lo tanto, sería injusto condenar en bloque a los herederos modernos de Confucio.

Otro tanto podemos afirmar con nuestro José Vasconcelos, cuando encabezó desde la Secretaría de Educación Pública, el renacimiento cultural del México Posrevolucionario.

En algunos casos, el intelectual es compatible con la capacidad organizativa, y los hombres que poseen ambas virtudes no deberían abstenerse de tener responsabilidades públicas, en gobiernos elegidos por el sufragio popular.

Pero cuando la intelectualidad burocratizada encubre a un estado delincuencial, como ha sucedido en México, o cuando respalda a un régimen totalitario, como ocurrió en algunas dictaduras del bloque socialista, la élite malcriada que disfruta privilegios inmerecidos pierde su bien más valioso: la credibilidad.

Una vez roto ese canal de comunicación, la desconfianza impide cualquier intento de restablecer el diálogo con el público traicionado.

En Mazatlán "el Químico" pidió a un grupo de pensadores libres que le ayudarán a ser el "Presidente de la Cultura"... pero... es muy difícil educar en curso intensivo a un monaguillo que se interesa más en la simulación y el engaño, para llegar hasta las alcancías de las limosnas y, se termina por entender que los nuevos mascaritas confunden la ignorancia de la farándula con la cultura y privilegian el hurto, la traición y el engaño prefiriendo brincar al milagro de la urna electoral, fundamentado en la ignorancia de las masas.

Oj Alá, y todos los otros dioses del mundo nos libren del gobierno de los muchos, que al no saber quiénes son, se dejan ser conducidos en rebaño por los desechos caducos de casi todos los partidos existentes, en este carnaval de la confusión, la ignorancia y la desesperada venganza de las masas amorfas y manipulables.

Sólo la verdad, la educación y la cultura nos harán libres. Por más que se rompan las olas en nuestras costas, Mazatlán seguirá siendo la Ciudad del Carnaval y, nada nuevo... sigue el baile de disfraces, sin química, retórica, botánica ni sistema decimal.

"Por ti Bella Mariana/ por ti lo puedo todo/ el mundo entero si me mandas/ te lo pongo de otro modo." Óscar Chávez.

Joel Isaías Barraza Verduzco

malecon@live.com.mx

@editora_ED En Diálogo... Twitter


  1. Subsidios a la Cultura Sec. De Cultura apoya Gobs. Estatales.

  2. PremioMazatlanDeLiteratura Cristina Rivera Garza premio 2022.

  3. CarnavaldeMazatlan Programa 2023 16/21-FEB


P.D. AGRADECEREMOS SUS COMENTARIOS AL FINAL DE ESTE ARTICULO.


En próxima publicación presentaremos el tema de...

Suscríbase y le llega de inmediato cada nueva entrada.

También puede bajar a su celular la App de nuestra revista; AQUI

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page