top of page

INCERTIDUMBRE Y ANSIEDAD: RELACION...

Actualizado: 11 feb 2023

Revista EnDialogo... Periodismo de Investigación.

Incertidumbre y Ansiedad: Relación...

Esta relación se podría dar en un proceso de tres momentos: El primero sería dentro del cerebro y esa fisiología químico eléctrica entre las neuronas que identifica una incertidumbre y duda. El segundo paso podría ser generado por sensaciones en el interior de los órganos corporales incluyendo hambre sudor, sed, y algunas otras reacciones. Y una tercera etapa, concluyente, a través de conductas y acciones en busca de solución a esa ansiedad e incertidumbre, física y mental, que de no lograrse va a generar una sensación de frustración.

En concreto..? ─me reclamaría mi compadre ingeniero y albañil─ ¿porque siento ansiedad de algo? me pregunta. A lo que yo debo responder, por la incertidumbre, compadre.

Psicología ABC Incertidumbre.es

No sabemos si tendremos trabajo la semana que entra, o si alcanzará la feria con la inflación, o si encontraremos frijoles y pollo en el super. Eso produce dudas e incertidumbre incomodas. Nos es el caso de México tan grave como en otros países, pero existe la duda de que algo desconocido pueda pasar o que se incrementen y vuelvan los problemas ya conocidos o presentes en nuestra sociedad y país. No siempre sabemos como obtener y cuidar la estabilidad, tampoco estamos muy seguros de como demandar y participar en mejorar la seguridad de las cosas vitales e importantes. La incertidumbre requiere de nuestra atención y la ansiedad también. ¿Y luego que pasa cuando ya tenemos resuelto nuestro entorno de inseguridad con la certeza de soluciones estables? Pues vivimos tranquilos y productivos. Este es el flujo y mecanismo fisiológico que nuestro cuerpo recorre desde la incomodidad hasta el bienestar, pasando por sensaciones y acciones, desde la conducta pensante hasta el trabajo muscular, de las soluciones inmediatas a las mas estables. ─Ya le entendí a lo concreto compadre, ahora póngamelo en cristiano por favor, vuelve mi interlocutor entusiasmado con el tema. ─Ahí le va compita, va ver que fácil. La ansiedad no llega sola, la viene empujando la incertidumbre dentro del cerebro. Si no sé qué va a pasar y qué viene después, pues tengo dudas sobre que hacer, o pa donde tirar, diría mi compa. Mi trabajo como actividad diaria es la mejor garantía de mi tranquilidad futura y la de mi familia; éste debe ser mi objetivo racional para mantener el bienestar mental y físico, mio y de mi entorno inmediato. ─Ok le entiendo mi compa, eso está muy claro… ─Perfecto compadre, ahora permítame continuar el diálogo y buscar otras explicaciones, no importa si no nos entendemos de momento, yo tampoco entiendo con claridad este barullo; vamos a seguirle…

Consulté con psicólogos amigos si la incertidumbre repetida o ya de plano constante, ¿podría generar una ansiedad perniciosa y prolongada? Sí, fue la respuesta. Toda la actividad física y mental repetida se establece de modo constante como una rutina aceptada; dudar y sufrir la duda se convierte en ansiedad, algo que queremos resolver y que no logramos calmar. ─La consulta con mi amigo se prolongó y sus explicaciones fueron generosas.

─Mira Juve ─algunos me llaman Juve en lugar de Tino, por Juventino─ todo gira en torno a la sinaptogénesis, la formación constante de la sinapsis cerebral, neuronas y dendritas conectadas entre sí, que incuban una idea o serie de estas sobre cualquier tema, costumbres como ir al gimnasio o preocupación, como la necesidad de saber algo que no esta resuelto; esa sinapsis demanda solución, certeza, cerrar el circulo, de lo contrario es una ansia frustrada.


Me dí por bien informado, entendí sus referencias y ejemplos lo suficiente como para intentar un análisis dialogado como éste y yo mismo recetarme una autoterapia que ya compartí con mi compadre y ahora con ustedes, y consiste en lo siguiente:

No preocuparme mucho por las ansiedades que no puedo resolver con mis recursos materiales, mis creencias, mis ideas, mis deseos, o mis muy modestos impulsos creativos e imaginativos. En pocas palabras, en cristiano concreto, no soñar con expectativas difíciles o inalcanzables que al no lograrse crean frustración, y a cambio ponerme a trabajar en lo que me gusta.

Mi otro compromiso emocional es no cargar penas ajenas, proyectos que no me incumben, sean locales o nacionales, aunque estén dentro de mi entorno laboral, y menos aún hacer míos los desvaríos mentales, políticos o económicos de otras personas o grupos que ni conozco.

Espero mi estimable lector y lectora, que este análisis y reflexiones personales aquí escritas puedan servir a alguien más para vivir feliz y en paz. Incluimos aquí enseguida algunos links que aportan interesantes datos sobre esta relación entre la incertidumbre y ansiedad.

En Diálogo... Un abrazo sincero.

Tino Lozano, editor. @editora_ED Tino Loza Twitter @fb/RevistaEnDialogo 1- Incertidumbre - https://www.abc.es/incertidumbre/ 2- Sinaptogénesis - https://psicologiaymente.com/neurociencias/sinaptogenesis 3- Autoterapia - https://www.zeropsicologos.com/autoterapia-blog/



70 visualizaciones0 comentarios

תגובות


bottom of page